17
Dom, Dic

Laura Castelblanco es la coordinadora de “Exposiciones Itinerantes”, uno de los proyectos más destacables del Museo Nacional de Colombia. Conservadora y Restauradora de la Universidad del Externado, Castelblanco habló con Museodata acerca de este plan y su experiencia dirigiendo esta iniciativa que ha visitado varias regiones del país.

 

  1. ¿De qué trata el proyecto “Exposiciones Itinerantes” del Museo Nacional de Colombia?

Laura Castelblanco: El proyecto de Exposiciones Itinerantes es un evento apoyado por el Ministerio de Cultura a través del Programa Nacional de Concertación Cultural y por la Asociación de Amigos del Museo Nacional. El objetivo de este proyecto es dar a conocer el Patrimonio Cultural de los colombianos, a través del traslado de algunas de las obras que alberga el Museo Nacional a las distintas regiones del país para ser exhibidas en instituciones culturales como museos, bibliotecas, casas de la cultura, etc.

  1. ¿Por qué surge este proyecto?

LC: El proyecto surge por la necesidad de dar a conocer el Patrimonio Cultural que alberga el Museo Nacional. No solo que esté centralizado en Bogotá, en el Museo, sino que también salga a las diferentes regiones del país para que la gente de esas zonas pueda conocerlo sin necesidad de viajar hasta la capital.

  1. ¿Cuáles son las líneas de acción?

LC: Tenemos dos líneas. Por un lado, manejamos obras originales que en su mayoría son pinturas de caballete. En las piezas originales que transportamos a otras ciudades están exposiciones como Leo Matiz, exposición de fotografías principalmente de las regiones del Magdalena; Ariza, pintor de los Andes, que muestra la obra de Gonzalo Ariza, uno de los paisajistas más importantes de Colombia, entre otros. En la segunda línea, tenemos las exposiciones de fotografía facsimilar. Algunas de las exposiciones de esta son: “Identity”, retratos de mujeres afrocolombianas; Afrocolombianos, la cual es una de las exposiciones más solicitadas, visibiliza la vida de comunidades afrocolombianas. También está “Míranos, estamos aquí”, igualmente muy requerida, que da a conocer los veintiún grupos indígenas que tiene nuestro país; “Fotografía, verdad y simulación”, que expone la historia de la fotografía en Colombia, y “Campo revelado” que muestra la historia de la reforma agraria.     

Taita Embera de la exposición “Míranos, estamos aquí”. Cortesía Museo Nacional de Colombia.

  1. ¿Por qué es importante que un museo tenga este tipo de iniciativas?

LC: Este proyecto es importante porque al acercar el Museo a las ciudades y municipios del país, busca que los colombianos tengan un mayor acceso a la cultura y conozcan parte de la colección del Museo Nacional sin tener que visitar su sede en Bogotá.

  1. ¿Cómo ha sido tu experiencia siendo coordinadora? ¿Qué ha sido lo más gratificante y lo más complicado?

LC: Ha sido una experiencia muy interesante porque he podido conocer diferentes museos de las regiones que muchas veces no tienen acceso a obras originales. Entonces lo más gratificante es eso, acompañar las obras, hacer toda la coordinación y toda la gestión para poder ofrecer este tipo de exposiciones a estos museos. Lo más complicado es el transporte de las exposiciones, porque muchas veces es por tierra. A veces, los viajes suelen ser de 15 horas en un camión o por vuelo de carga; tengo que acompañar toda la noche y toda la madrugada a las obras, más o menos de seis de la tarde hasta las siete de la mañana en el aeropuerto de carga. También, tengo que mirar que las obras no se deterioren, que todas las condiciones estén bien, que las cajas de embalaje estén correctamente manipuladas, que no estén expuestas a la lluvia ni a agentes de deterioro.

Foto cortesía Museo Nacional de Colombia

¿Cuál ha sido el viaje más especial en el tiempo que llevas como coordinadora?

El Museo Antón García de Bonilla de la ciudad de Ocaña, Norte de Santander, había participado anteriormente en el proyecto, exhibiendo nuestras muestras de reproducciones fotográficas. Sin embargo, querían tener en sus instalaciones algunas obras originales de la exposición “Bodegones a la Carta”. Gestionaron los recursos y los elementos necesarios para hacerlo: equipos de control climático, cámaras de vigilancia para la sala de exhibición, hicieron una buena divulgación, para poder tener la muestra a mitad de año. Pero debido a problemas de orden público se dificultó en traslado de la exposición, por lo que fue aplazada dos veces. Finalmente, pudo ser realizada en el mes de octubre y tuvo excelente acogida; fue una de las exposiciones con el mayor número de visitantes.  Los ocañeros quedaron muy agradecidos y quieren repetir la experiencia, por eso para este año estamos preparando la muestra “Violencia” del maestro Fernando Botero, que va a estar exhibida los meses de agosto y septiembre.

  1. Tu profesión es conservadora y restauradora. ¿Qué papel juegan ambos aspectos en este proyecto?

LC: Como conservadora tengo que garantizar que durante los trayectos tanto terrestres como aéreos, las obras estén estables y no se presenten tantos riesgos durante el traslado. Es decir, estoy pendiente que la manipulación de las obras sea la correcta, que las cajas de embalaje se almacenen en la forma adecuada, que no estén expuestos a agentes de deterioro como la lluvia o el sol directo. Al llegar a los museos, bibliotecas o casas de cultura, tengo que mirar que las condiciones de las salas en donde se van a exhibir las obras no sean una amenaza para su preservación. Por ejemplo, no podemos llevar obras originales donde la humedad es relativamente alta, donde haya entrada de luz directa o donde no haya seguridad; esos factores influyen en la decisión de llevar o no la exposición. Por ejemplo, para las obras que no son originales las condiciones son un poco más flexibles, porque estas se llevan a instituciones que generalmente no tienen la forma de controlar las condiciones ambientales. Igualmente, como conservadora tengo que coordinar y supervisar el montaje de las piezas: que la manipulación sea la correcta, que se usen los implementos necesarios, que la sujeción al muro no comprometa la estabilidad de las obras. 

  1. ¿Cómo pueden participar las instituciones culturales de este proyecto?

LC: Entre julio y agosto hacemos una convocatoria en las redes sociales del Museo Nacional. Para participar, se solicita una documentación que es una carta de intención de la entidad solicitando la exposición itinerante y un formato de presupuesto que tiene que ser diligenciado. Estos documentos deben ser enviados al Museo Nacional y aquí hacemos la selección de las entidades participantes para el año siguiente.

Foto cortesía Museo Nacional de Colombia

  1. ¿Cuáles son los próximos viajes de las Exposiciones Itinerantes?

LC: En este mes de junio, vamos a visitar el Museo de Arte de Tolima con la exposición Fanny Sanín, que está compuesta de siete obras donadas por la artista en 2015. Es una muestra que exhibe el trabajo de una de las mayores exponentes de la pintura abstracta colombiana y latinoamericana, donde el color y la geometría son las protagonistas. Luego vamos a estar en Villavicencio en la Corporación Cultural Municipal (CORCUMVI) con la exposición de fotografías “Afrocolombianos, la libertad y sus rutas” y ya al final del mes, estaremos en el Parque Jaime Duque con la Exposición I-dentity: retratos de mujeres afrocolombianas para el Bicentenario. En octubre, la exposición “Míranos, estamos aquí, será exhibida en el Claustro San Pedro Claver en Cartagena y en este mismo mes estaremos en el Parque Cultural del Caribe en Barranquilla, nuevamente con la exposición de “Afrocolombianos. En septiembre, iremos a Roldanillo, Valle del Cauca al Museo Rayo, con una exposición de Epifanio Garay, ellos mismos están haciendo la curaduría.

 

Acerca de Laura Castelblanco

Estudió Conservación y Restauración en la Universidad del Externado. Ha trabajado en el Museo Mercedes Sierra de Pérez El Chicó, donde estuvo trabajando en la parte de conservación de la colección que alberga el museo. También, estuvo en el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones haciendo el inventario de la colección filatélica. Participó en el proyecto de restauración de las obras del consejo de Bogotá, y también estuvo vinculada al ICANH haciendo el inventario de la colección arqueológica que está en el Museo Nacional. 

 


Publicado por museodata.com, con permiso del Autor / Posted by museodata.com, with permission.


Registre su Museo Acá
Register your Museum Here
Registre su Biblioteca Acá
Register your Library Here
Registre su Institución Cultural Acá
Register your Cultural Institution Here
Registre su Galería de Arte Acá
Register your Art Gallery Here
Registre Programas Académicos Acá
Register Academic Programs Here

Conozca los servicios especializados de Museodata Clic acá

Conservación y Restauración
Organización de Museos y Exposiciones
Protección del Patrimonio Cultural
Gestión Cultural Corporativa
Asesorías y Capacitación
Síguenos / Follow us:
Facebook Museodata Twitter Museodata Google+ Museodata LinkedIn Museodata Instagram Museodata Add Skype Museodata

Tweets by Museodata

Facebook Museodata

Publicidad:

Automatización de Bibliotecas de Museos
Precio Especial en Hosting del Sistema Integrado Koha
Contáctenos